domingo, 30 de enero de 2011

TORTUGA MEDITERRÁNEA (Testudo hermanni)

   Parc Zoologique de Paris-Vincennes


   Crarc

   La tortuga mediterránea (Testudo hermanni) es un habitante típico del bosque mediterráneo de encinas y pinos con matojos abundantes, aunque no le es favorable el bosque excesivamente espeso ya que impide el paso de la luz solar. 
   Su área de distribución ha ido disminuyendo de forma continuada a causa de los incendios forestales, la recolección ilegal y la alteración de su hábitat, y hoy en día las poblaciones continentales son tan solo una reliquia de lo que antiguamente fueron. Solo sobreviven pequeñas poblaciones en el norte de Cataluña (Alberes), el sur de Francia (Maurés) y el noroeste de Italia, así como las islas de Mallorca, Menorca, Córcega y Cerdeña. En Cataluña se están intentando repoblar a partir de individuos cautivos algunas zonas que presentan condiciones favorables, como el macizo del Garraf y diferentes puntos del sur de Tarragona.

   Zoo de Londres

   Zoo de Córdoba, Córdoba, España

   Presenta un caparazón muy abombado, de color amarillento, con un dibujo típico de manchas más oscuras. El escudo de la cola es partido, es decir, doble, rasgo que permite distinguirla de la tortuga mora (Testudo graeca), en la cual el escudo de la cola no es doble. El plastrón es de color amarillo, y las manchas oscuras de los escudos se encuentran ordenadas en dos hileras longitudinales de manchas. La cabeza, el cuello y las extremidades son de color amarillo verdoso, y en el extremo de las patas tienen unas uñas no afiladas. La cola finaliza con un apéndice córneo, similar a una uña.
   Su alimentación es principalmente herbívora, aunque no rechazan pequeños invertebrados tales como lombrices o caracoles.
   Durante los meses fríos del año, la tortuga mediterránea se entierra y permanece inactiva sin alimentarse. En primavera vuelve a emprender la actividad alimentándose de forma abundante. A finales de mayo se producen las cópulas, precedidas de un cortejo algo violento por parte del macho. La puesta se realiza generalmente a mediados de junio y consta de 4 a 12 huevos que la hembra entierra en un punto con unas condiciones ambientales apropiadas. La incubación dura alrededor de unos tres meses.

   Parc Zoologique de Paris-Vincennes

   Crarc

No hay comentarios:

Publicar un comentario