sábado, 30 de diciembre de 2017

ZORRO CORSAC (Vulpes corsac)













Menagerie du Jardin des Plantes (París)

   El zorro corsac (Vulpes corsac) es un cánido que habita en las estepas y zonas semidesérticas de Asia, desde Mongoia, el sur de Rusia y el norte de Manchuria hasta Afganistán e Irán.
   Su pelaje es gris amarillento con tonos castaños o rojizos y plateados. Durante el invierno, su capa es mucho más gruesa y sedosa con una línea oscura en la espalda. La longitud de cuerpo y cabeza alcanza entre 50 y 60 cm y la de la cola entre 22 y 35 cm. Alcanzan un peso que oscila entre 1.6 y 3.2 kilogramos.
   Sus dientes son relativamente pequeños con respecto a los de otros zorros y su cráneo es ancho. Tiene garras afiladas con las que es capaz de trepar a los árboles. Posee buena vista, oído y olfato; lo que le ayuda a la hora de buscar alimento.

   Zoologischer Garten Berlín

   Dierenpark Wissel, Epe

   Como adaptación a la aridez del habitat en que viven, los zorros corsac necesitan poca agua para sobrevivir, obteniendo la mayor pare de la que necitan de su alimento. Su dieta consiste principalmente en insectos y pequeños roedores, como ratones, jerbos, hámsters y ardillas. También pueden comer presas más grandes de vez en cuando, incluyendo liebres y picas, y carroña y basura humana. Aunque predominantemente carnívoros, de vez en cuando comen frutas y otros tipos de vegetación, sobre todo cuando las presas animales son escasas. Los depredadores naturales de los zorros corsac incluyen lobos, águilas, buitres y búhos.
   El apareamiento se produce en enero y la gestación dura 8 semanas, después de las cuales nacen entre dos y seis crías. Es más social que cualquier otra especie de zorro y comparte la madriguera con otros zorros corsac con los que también forma partidas de cacería.
   La principal amenaza para el zorro corsac es la caza furtiva. Aunque tienen hábitos nocurnos, son corredores lentos y son fácilmente capturados por los cazadores. Su población se ha reducido en algunas zonas donde ha sido muy perseguido. Hasta 10.000 zorros fueron asesinados cada año para el comercio de pieles, aunque en general la población se mantiene estable.










Menagerie du Jardin des Plantes (París)

No hay comentarios:

Publicar un comentario