lunes, 14 de febrero de 2011

SALTARÍN DEL FANGO ATLÁNTICO (Periophthalmus barbarus)

   Cosmocaixa Barcelona
 
   Aquarium de Bruselas, Bruselas, Bélgica
 
   En las desembocaduras de los ríos, manglares y aguas salobres de la costa oeste de África vive el saltarín del fango del Atlántico (Periophthalmus barbarus).
   La distribución de este pez se extiende hasta África oriental, así como a Madagascar, China, Hong Kong, India, Pakistán, Singapur, Indonesia, Thailandia, Sri-Lanka, Papúa-Nueva Guinea, Filipinas, Samoa y Australia, entre otros lugares. Así pues, el nombre de saltarín del Atlántico se queda bastante corto, ya que sus dominios se extienden también por los océanos Indico y Pacífico.
   De cuerpo alargado y lateralmente comprimido en su parte posterior y engrosado en la cabeza. Cuanta con dos aletas dorsales, la primera de las cuales es de mayor tamaño y dotada de 11 radios blandos, la segunda es más baja y alargada; dos aletas pectorales dotadas de una poderosa musculatura  le permiten desplazarse por tierra o incluso trepar a troncos y raíces. Además, en la parte inferior tiene otro par de aletas pélvicas que unidas actúan como una especie de ventosa que les permite fijarse a superficies sólidas, como rocas y troncos de mangle.
 
   Living Coasts, Torquay

   Budapest Zoo

   Los ojos muy saltones, están adaptados a la visión fuera del agua, y es donde suelen estar, aunque le resto del pez permanezca sumergido, ya que tienen una posición muy elevada en la cabeza. Son móviles, capaces de ver en todas direcciones, incluso hacia atrás.
   En su cuerpo, que mide hasta 25 cm. predominan los colores ocres, pardos y oscuros, que le permiten camuflarse en la arena. Las aletas dorsales y caudal son más oscuras, y en caso de la primera dorsal, parte de ella es de color azul. También es muy común que tengan pequeñas manchitas azules salteadas a lo largo del cuerpo.
   Se trata de peces de costumbres anfibias y pasan la mayor parte del tiempo fuera del agua. Pese a su respiración branquial, cuando están fuera del agua respiran a través de la piel.
   Son peces extremadamente territoriales y los machos se agraden con facilidad, sobretodo en la época de reproducción. Cuando crían, excavan pequeños túneles en la arena o el fango, que refuerzan con hojas y vegetales, a modo de nido, y es allí donde realizan sus puestas. También cavan hoyos y se entierran con facilidad ante la menor señal de peligro.
   Se alimentan aprovechando la marea baja de pequeños crustáceos y gusanos que quedan en la arena. En aguas más dulces comen gusanos, larvas, moscas y mosquitos, que pueden cazar al vuelo. Además, de vez en cuando, prueban las algas adheridas a las rocas.
 
 

   Aquarium de Bruselas, Bruselas, Bélgica

No hay comentarios:

Publicar un comentario